Los Baluartes Slow Food apoyan a las pequeñas producciones tradicionales que corren el riesgo de desaparecer, valorizan los territorios, recuperan los antiguos oficios y técnicas de elaboración y salvan de la extinción a razas y variedades de vegetales y frtutas autóctonas.


¿Que cosas protege un Baluarte Slow Food?

Un Baluarte protege:

  • un producto tradicional en riesto de extinción (un producto integrante del Arca del Gusto);
  • una técnica tradicional en riesgo de extinción (de pesca, de cría, de transformación o de cultivación);
  • un paisaje rural o un ecosistema en riesgo de extinción.


Para el lanzamiento de un Baluarte se deben comprobar dos aspectos:

  • la sostenibilidad ambiental (el «limpio», es decir, el respeto de la fertilidad de la tierra y los ecosistemas hidrográficos, exclusión de los productos químicos sintéticos, mantenimiento de las prácticas tradicionales de cultivo y ordenación de la tierra, etc.).
  • la sostenibilidad social (el «justo»: los productores deben tener un papel activo y una total autonomía en la gestión de la empresa, deben colaborar, decidir conjuntamente las normas de producción y las formas de promoción del producto, reuniéndose eventualmente en organismos colectivos)

¿Qué hace un Baluarte?

  • Organiza actividades de formación: para mejorar la calidad de los productos y la sostenibilidad de las cadenas de suministro, para perfeccionar las aptitudes sensoriales de los productores, para crear asociaciones entre los productores, para crear embalajes ecocompatibles.
  • Promueve y valoriza los productos y sus territorios, presentándolos en eventos (como el Salone del Gusto y Terra Madre, Cheese y Slow Fish, en Italia, pero también AsioGusto en Corea del Sur), dándolos a conocer a los cocineros (a través del proyecto Alianza), promoviendo la comercialización directa (a través de grupos de compra o Mercados de la Tierra).
  • Comunica: cuenta los productos, las historias de los productores y los territorios, a través de todos los medios de comunicación de la Fundación y de Slow Food: sitios web, boletines electrónicos, publicaciones, vídeos, exposiciones fotográficas, oficinas de prensa…
  • Conecta los Baluartes con productores de otras regiones o de otras partes del mundo, con cocineros y comerciantes, con técnicos (agrónomos, veterinarios, etc.), universidades, periodistas y simples consumidores.

Los Baluartes Slow Food en Argentina

Ingresá en el siguiente link para conocer cuáles son los Baluartes argentinos:

https://www.fondazioneslowfood.com/en/nazioni-presidi/argentina-en/