¿Qué podemos esperar de la exploración petrolera off-shore en Mar del Plata?

Les dejamos esta nota que nos acercan desde la Comunidad Slow Food Gastro-ecológica de Mar del Plata para mostrar y manifestar lo que ha sucedido en ocasiones anteriores ante este tipo de «inversiones» y propuestas de «desarrollo» en nuestros mares.

A LA OPINIÓN PÚBLICA DE LA CIUDAD DE MAR DEL PLATA PROSPECCIÓN SISMICA OFF-SHORE FRENTE A LA COSTA BONAERENSE

En estos días hemos presenciado el desarrollo de la “Audiencia Pública”, llevada a cabo en cumplimiento del art. 20 de la Ley 25.675 de Política Ambiental, asegurando de esta forma, la supuesta “Participación Ciudadana”. No cabe duda que se está dando cumplimiento a la norma legal que así lo regula. En ella, quedo manifiesta la gran preocupación existente en toda la comunidad marplatense, por el posible impacto sobre el medioambiente y los recursos pesqueros que dicha exploración sísmica podría provocar. Nada va a detener el avance de las Empresas Petroleras sobre el Mar Argentino. Lo que deberíamos preguntarnos es quienes, como y con que, eventualmente, van a responder ante un posible Daño Ambiental. En la Comunidad Pesquera de esta Nación, aún está presente e impune lo ocurrido en el Golfo San Jorge, durante el segundo semestre del año 2009, en que en el marco del “PROYECTO GOLFO SAN JORGE MARINA” Pan American Energy LLC Suc. Argentina, desarrollo una prospección sísmica costas afuera, que se extendió entre fines de agosto hasta noviembre, utilizando cañones de aire comprimido (AIR-GUNS), tecnología 3D, que provoco la caída en las capturas del recurso merluza hubbsi, hasta casi desaparecer del caladero. Esta aseveración, surge del Decreto 0557 del 20/5/13 ( Boletín Oficial Nº 4719 del 4/7/2013), de la provincia de Santa cruz, surgiendo expresamente de sus Considerandos que : “ Ha quedado constatado mediante los informes técnicos remitidos por la Subsecretaría de Pesca de la Provincia, la afectación del recurso ictícola existente en las aguas de jurisdicción provincial del Golfo San Jorge por aplicación de la técnica de prospección sísmica aludida”; “Que al respecto se ha señalado que “…entre octubre de 2009 y marzo de 2011,las capturas de merluza en el SW del Golfo San Jorge experimentaron una fuerte disminución en volumen hasta prácticamente desaparecer del caladero….”;

Hacia fines del año 2011, en el Juzgado Federal de Caleta Olivia, a cargo de la Dra MARTA YAÑEZ, se inicio una demanda por Daño Ambiental, que derivo en dos expedientes caratulados “PESQUERA ITALMAR SRL c/ PAN AMERICAN ENERGY LLC Sucursal Argentina, s/ Daños Varios expte 041000035/2012 y PESQUERA ITALMAR SRL c/PAN AMERICAN ENERGY LLC Sucursal Argentina s/ Daños y Perjuicios expte 041000002/2011. A la fecha y ya transcurridos más de 10 años de los hechos, no ha habido respuesta alguna, y todo se resume a dilatar eternamente un proceso judicial, en el cual pequeñas Pymes con escasos recursos están obligadas a litigar contra poderosas empresas petroleras multinacionales. Estos claros antecedentes, y la falta de cumplimiento de responsabilidades asumidas, es lo que debe tenerse en cuenta, ante la inminente exploración sísmica que se llevará a cabo, frente a nuestras costas.

El art. 41 de nuestra Constitución establece;

“Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo….»

Las preguntas que nos terminamos haciendo son: ¿Qué garantía tenemos de que en esta ocasión no existirán inconvenientes similares? ¿Quién se hará cargo de estos problemas? ¿Vale la pena poner en riesgo nuestros recursos ícticos por este supuesto desarrollo? Si todavía no tenemos resolución al conflicto ocasionado en el Golfo San Jorge, ¿Quién nos asegura que va a tutelar y cuidar estos recursos?

Deseamos que el desarrollo sea motor de una mejora de la calidad de vida de los actores intervinientes y que vaya también acompañado de un cuidado medioambiental acorde a la realidad que vivimos. Sin esquemas sotenibles no hay desarrollo posible.